13 de febrero de 2010

Extrañando

La semana se me hizo eterna,larga en exageración. Llega el fin de semana y el silencio abunda a mi alrededor pero no en mi cabeza,es como si no me pudiese desprender de ese ruido molesto que me sigue reclamando una respuesta.Tal vez,posiblemente sin temor a equivocarme,esa respuesta está en el cambio.
Debo aprender a convivir con la mujer que llevo dentro,con esta mujer que anhela mucho y todo lo confunde. Voy a domesticar a esta fiera que se desató sin control y que me come por dentro.
Extraño tu piel,extraño tu voz,extraño no ser lo que fui, y temo por lo que puedo ser...

No hay comentarios: